Paterna comienza la instalación del quinto contenedor marrón para el reciclaje de materia orgánica.

El quinto contenedor comenzará a colocarse en el barrio de Bovalar a partir del 15 de diciembre y su implantación se extenderá, de manera gradual, al resto de barrios de la ciudad.

  • El Ayuntamiento de Paterna, en colaboración con la empresa encargada del servicio de recogida de residuos en la ciudad, va a realizar una prueba piloto de este quinto contenedor en el barrio de Bovalar, que cuenta aproximadamente con 3.000 habitantes y cerca de 1.000 viviendas.
  • Merche Navarro: “Con la implantación de este nuevo punto de reciclaje pretendemos comenzar a concienciar a los vecinos sobre las ventajas ambientales, sanitarias y económicas de separar la basura orgánica”.

Paterna empezará a instalar a partir del 15 de diciembre el quinto contenedor, de color marrón, destinado a la recogida y reciclaje de la materia orgánica.

El Ayuntamiento, en colaboración con la empresa adjudicataria del servicio de recogida de residuos, va a comenzar la implantación de este contenedor con una prueba piloto en el barrio de Bovalar, que cuenta aproximadamente con 3.000 habitantes y cerca de 1.000 viviendas, con el objetivo de extender después su implantación, de manera gradual,  en el resto de barrios de Paterna.

La concejala de Servicios, Merche Navarro, ha señalado que desde el Ayuntamiento de Paterna “apostamos por iniciativas que continúen concienciando a los vecinos y vecinas sobre la necesidad de reciclar, promoviendo hábitos ciudadanos sostenibles que contribuyan a que nuestra ciudad sea cada vez más limpia y respetuosa con el entorno, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

En este sentido, Navarro ha explicado que, a partir del 9 de diciembre, se iniciará una campaña informativa para explicar a la población las ventajas ambientales, sanitarias y económicas de empezar a separar también la basura orgánica.

Además, informadores municipales atenderán a los ciudadanos en un stand itinerante en el que resolverán sus dudas y podrán llevarse de regalo una maceta biodegradable con papel de semilla, que podrán regar y plantar en sus casas, así como un cubo específico para reciclar los restos orgánicos, que incluirá además instrucciones de qué tirar y qué no en el quinto contenedor.

El contenedor marrón está concebido para que se depositen cáscaras de huevo, pieles de frutas, espinas, resto de comida en general, posos de café o restos de infusiones. En ningún caso deberá arrojarse en él restos no orgánicos como pañales, envases ligeros, aceite, envases de vidrio o residuos de limpieza domésticos.

Por último, la concejala ha recordado que el reciclaje en el contenedor orgánico permite reducir las emisiones de CO2, transformar la materia orgánica en energía limpia o compost y mejorar la sostenibilidad medioambiental, cumpliendo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) marcados por las Naciones Unidas, que defienden la producción y consumo responsable, y la acción por el clima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *